Queridos Reyes Magos:

Este año he sido una niña muyyyyy buena. Vale, reconozco que he frecuentado la cafetería en horas lectivas, que mi carnet de la biblioteca está por estrenar y que esta navidad he huido de los apuntes como si portasen algún tipo de enfermedad contagiosa incurable. Pero vamos… seguro que vosotros también habéis tenido veinte años…

Dejaré deseos como la paz mundial para que las supermodelos tengan algo que decir en sus entrevistas. Me dedicaré a peticiones más mundanas, aunque no por ello menos importantes.

En primer lugar desearía que este fuese el año que, por fin, cambiase de coche. Quince años con el mismo, igual son muchos. Pero no os preocupéis, no exijo puntualidad absoluta, no tiene porqué llegar el día 5. Supongo que necesitaréis algún tiempo para apañaros con las primeras letras. Es suficiente con que cualquier mañana baje a coger el coche y me encuentre ante un hermoso modelo nuevo de color no blanco.

Segundo: considero vital ser poseedora de una raqueta de pádel. Como no llegaré a estrella de ese deporte, una de nivel principiante sería suficiente. Me decanto por la marca “Wilson”, pero se aceptan sugerencias.

Por último cualquier sorpresita de tipo académico será bienvenida. Con eso me refiero al típico examen que nunca creías que aprobarías hasta que te enfrentas al tablón y piensas: “Adoro a mi profesor de (introducir matriz de nombres de asignaturas)”.

Creo que eso es todo. Espero cazar centenares de caramelillos en la cabalgata de mañana, cuando os vea venir. Sin duda me servirán para endulzar las mañanitas de estudio pre-exámenes. Deseo también, felicidad para los amigos; códigos que compilen a la primera para los informáticos; wifis que se arreglen solos para los telecos y salud, dinero y amor para todo el mundo.

Tres grandes besos.

Anuncios
Publicado en Otros. 7 Comments »