Página 161, Línea 5

Desde Hay Otra Valencia recojo un no-lanzado meme. En él se pide citar la línea quinta de la página 161 del libro que estemos leyendo en estos momentos. He tenido la suerte de que ha llegado a mis oidos el meme justo cuando releo un libro que me encanta. Su título es “La canción de Troya” y es de Colleen McCullough, mi autora de novela histórica favorita.

“Con un suspiro nos abrimos paso entre las inhóspitas ráfagas del vendaval, arrebujándonos en nuestras capas. La víctima yacía con las cuatro patas atadas sobre el altar de mármol, bajo el plátano. ¡Y Calcante vestía de púrpura! ¿De púrpura? ¿Qué había ocurrido en Áulide antes de mi llegada? Agamenón debía quererlo con locura para permitirle llevar tales ropas.”

https://i0.wp.com/z.about.com/d/atheism/1/0/D/U/TroyMap-s.jpg

Está bien. confieso, he citado las líneas 2, 3, 4 , 5, 6 y 7. Pero es que así os puedo poner un poco en situación. Resulta que la flota griega va a zarpar para atacar Troya cuando estalla una horrible tormenta. Entonces Calcante, el sacerdote, sacrifica un ciervo joven para realizar el augurio. Sin embargo el sacerdote acude a la ceremonia vestido de púrpura. Me resulta curioso comentaros, aunque la mayoría ya lo sabréis, que el tinte púrpura se obtenía en la antigüedad de algunas especies de moluscos. La púrpura de Tiro se cotizaba a precios de lo más altos. Hacían falta miles animales para obtener un solo gramo. Desde el principio se asoció ese color a la realeza. Por eso, en el texto, Ulises se sorprende tanto que Agamenón, soberano de Grecia permita a un sacerdote llevarlo.

Concluyo dejando el meme sin lanzar, tal y como yo lo recogí.

Anuncios
Publicado en Memes. 10 Comments »

10 comentarios to “Página 161, Línea 5”

  1. Elentir Says:

    Muy buen pasaje. Yo ahora estoy con uno de los tomos de selecciones de Lovecraft (noviembre tenebroso), pero lo tengo algo aparcado por el trabajo (en exceso)…

  2. Página 161, Línea 5 « Hay Otra Valencia Says:

    […] Actualización3: Patitofeo también ha recogido el meme y contestado en su blog.  […]

  3. pepelu Says:

    Interesantes historias las de la Grecia de antaño.

  4. El Cerrajero Says:

    ‘confieso, he citado las líneas 2, 3, 4 , 5, 6 y 7. ‘

    Antes de leer tu confesión, he pensado que estabas leyendo el libro apaisado más largo de la historia xD

  5. erMoya Says:

    Pues te transcribiría la línea 5 de la pagina 161 del libro que estoy leyendo… pero es que aún no he llegado tan lejos y no quiero averiguar a destiempo nada de la trama de la historia. El libro? “La Sombra del Viento” xD

    Besos!

  6. Schwan Says:

    Pues a mi me pasa igual que a erMoya, no he llegado aún a ésa página; pero copio la línea:

    El sol cambiaba de sitio, siguiendo su camino a lo largo…

    El libro se llama “La caída del guindo” 😉

  7. Artanis Says:

    Yo he tenido que volver atrás porque ya me había pasado la página 161.

    La línea 5 dice:

    …se había aceptado la naturaleza extraterrestre de los meteoritos. Una…

    El libro me lo recomendó Schwan (está empeñada en convertirme en un científico) y se llama “Historia de un átomo” de Lawrence M. Krauss.

  8. patitofeo Says:

    ¿No te está gustando “Historia de un átomo”? Yo se lo tuve que robar a Schwan para poder leerlo y me pareció bastante bueno. Eso sí, hacia el principio, tenía que leer casi dos veces cada frase, porque como no estés centrada no te enteras.

    En cuanto a “La caída del guindo” es casi indispensable que lo lea, así que a Schwan se le va a perder pronto… :mrgreen:

    En contra de lo que diga la crítica general y de lo que piensa la mayor parte de la gente que lo ha leido, a mí “La sombra del viento” no me gustó demasiado. No es mal libro, pero es que con los años una se vuelve más exigente, ¡qué le vamos a hacer! Eso sí, fuí capaz de terminarlo y lo dejé en mi estantería para nunca más leerlo.

  9. unintendedbear Says:

    Yo toy ahora releyendo “La isla del tesoro”, y la parte del diálogo que más me gusta de la página 161 es ésta:

    “El capitán Smollet se puso en pie, sacudió las cenizas en la palma de su mano izquierda y preguntó:

    -¿Es eso todo?

    -¡Es la última palabra, diablos!-contestó John-. Rechazadla, y no volveréis a oír otra cosa de mí más que el silbido de las balas de mi mosquete.”

    Aiisss me encanta este libro :_D

  10. erMoya Says:

    Ey, resulta que hoy en un rato de desperacion con mi pc, he retomando la lectura y para mi sorpresa había pasado (y con creces) la pagina en cuestion asi ahí va:

    “El resto, el dulce envoltorio mullido que le pierde a uno el sentido y la virtud, viene por añadidura”

    Extraído de “La Sombra del Viento”, parte de la línea 4 hasta la 6 de la página 161. No quise partir la frase.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: