Tras un mes de Windows Vista

Poco después de terminar mis exámenes de julio me dediqué a probar el nuevo “gran” sistema operativo de Microsoft. Concretar que hice una instalación “limpia”. Formateo e instalo, vamos. Tenía cierta esperanza en que los creadores del Windows 98 volviesen la vista atrás y creasen un sistema de calidad. Tras un mes de uso de Vista ni siquiera mis espectativas menos exigentes se habían cumplido remotamente.

Mi procesador Intel Pentium 4 a 3,2 GHz no se tomaba ni un respiro. Abriendo un simple programa ya se me cargaba al 80%. Sólo con ejecutar Windows Vista y ningún proceso más la carga del procesador era de un 7%. No digo que mi procesador sea de última generación pero no es, en absoluto, antiguo. Con la memoria RAM ocurre algo similar. En quieto la carga estimada era de 1GB (cuento con 2). No quiero aburrir con demasiados detalles, pero el caso es que no se cómo funcionará Vista con un ordenador de última generación, pero con los típicos Pentium es impensable instalarlo.

https://i2.wp.com/www.superwasp.net/weblog/uploaded_images/Windows_Vista-Resource_Overview-720646.Png

Claro está que toda esta pesadez se traduce en una lentitud excesiva del sistema. Como se dice popularmente “aburre a las hormigas”. Como dato curioso puedo deciros que mi programa para convertir videos al iPod tardaba más tiempo en terminar su tarea en Vista que en un XP montado en VMware en mi Linux. Para la gente de a pie eso es que Vista con todos los recursos de mi PC es más lento que XP con menos de la mitad.A la falta de agilidad se une el intento del sistema por parecer seguro. Vamos, lo que son 7 ventanas de aviso antes de borrar un acceso directo del escritorio.

El entorno gráfico de Vista es bonito, sí. Pero comparado con su competidor más directo Linux o con Mac OS X, se puede decir que ya está obsoleto. Además numerosas aplicaciones como el BSPlayer no son compatibles con el entorno Aero, con lo que cambian a un modo de escritorio que no interfiera con la gráfica (tras un par de ventanas de advertencia).

En cuanto a la red local han intentado hacer de Windows Media Player un nuevo iTunes. Han centrado toda la compartición de archivos completamente en ese programa al más puro estilo Mac. Eso no sería malo en sí, el problema es que han hecho que sea prácticamente imposible acceder a los recursos de un ordenador de la red con Vista desde otro sistema operativo. No solo es imposible acceder desde Linux o Mac, también lo es desde el propio XP. Esto obliga a que la totalidad de los ordenadores de la red tengan instalado Windows Vista para ser medianamente productivos.

Si me pidiesen que buscase aspectos positivos dentro de Windows Vista seguramente mencionaría que en los apagones súbitos siempre da informes de las posibles causas. Además, la búsqueda automatizada de drivers es algo bastante cómodo (que no rápido) y para el usuario medio está bastante bien. Sin embargo es un aspecto positivo comparándolo con XP. No es nada que no haya hecho Linux algunos años antes.

Estas opiniones generales las he ido formando a lo largo de más de un mes de uso del sistema operativo. Esto es porque la mayoría de evaluaciones de Vista se hacen a lo largo de apenas un día o una semana. No se si es tiempo suficiente para manejar el sistema. En definitiva, Windows se sigue imponiendo por venir de fábrica con la mayor parte de ordenadores, no por ser (ni mucho menos) el mejor sistema a elegir. Aunque esta no es más que mi opinión.

En cuanto conseguí tener algo de desahogo veraniego hice desaparecer Vista de mi PC. E hice lo peor que podía hacer… poner Linux… comparativamente… ¡eso sí era rapidez! Pero no adelantemos acontecimientos, en breve subiré algún post sobre Mac OS X o Linux, pues tengo la suerte de poder usar ambos casi diariamente.

Anuncios