Ha llegado la hora de tomar conciencia (parte II)

Sin más, os dejo la conclusión de esta genial reflexión. Ni que decir tiene que estoy de acuerdo al 100%, y estoy encantada de poder publicarla. Toda referencia al entramado legal es más que fiable, pues el escritor es estudiante (bastante exitoso) de derecho.

En materia antiterrorista se debe dejar a un lado la cuestión de la tregua trampa que casi todos los gobiernos de la democracia han intentado aprovechar, unos con más cautela que otros en sus declaraciones públicas, pero ha sido el denominador común de muchos de ellos.

Tal vez el aspecto más mediático y no por ello el más superficial, sino más bien al contrario, el más sangrante ha sido el craso error del Gobierno de Rodríguez Zapatero de dejar a la bestia suelta. Es de necesidad recordar en este momento que Ignacio De Juana Chaos cumplió condena por el asesinato de 25 personas y se benefició de los beneficios de redención de pena por trabajo que existieron hasta 1996, ya que los Gobiernos socialistas de hasta entonces no los modificaron, a pesar de los intentos de cambio propuesto por el principal partido de la oposición (7 en total, que pueden comprobarse en la base de datos del Congreso de los Diputados). Por otro lado, el cumplimiento integro de las penas por delitos de terrorismo es una medida que se aplica en España a partir de 2003 (y claramente no tiene efecto retroactivo puesto que nuestra Constitución en su artículo 9.3 garantiza la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales) y por una reforma que, el principal partido de la oposición hoy, pudo llevar a cabo cuando disfrutó de mayoría absoluta, pues hasta en 9 ocasiones el Grupo Popular intento a través de iniciativas en el Congreso sacar adelante esta medida. Medida que en 1991 el actual presidente del gobierno, entonces diputado, tachó de “reaccionaria” a la vez que pedía al PP que no se sumara a tendencias “que parecen volver a los postulados vigentes después de la II Guerra Mundial, en cuanto a política criminal”.

Con estas medidas el asesino etarra hubiese cumplido 11 años más que los que ha cumplido. Si bien es cierto que De Juana Chaos cumplía antes de su mediática huelga de hambre condena por un delito de amenazas por unas cartas publicadas en el diario Gara. La Fiscalía intentó enmendar el error de los políticos “colándole” una barbaridad de años por dicho delito, que tuvieron como consecuencia la queja del sujeto y su posterior huelga de hambre, que acabó como acabó. El Gobierno cedió a su chantaje por miedo a un mártir etarra, en contra de la opinión de la gran mayoría de los españoles, y no precisamente por cumplir la ley.

Al tratar este tema no puedo dejar de referirme al escaso valor que para la Moncloa socialista tiene el testimonio de las victimas del terrorismo. La AVT es la mayor asociación de víctimas del terrorismo en España y en ella se encuentran esposas, hermanos, hijos y padres de asesinados por ETA simplemente por pensar que una España unida era posible, por hacer uso de su libertad, opinar y defender a través de la democracia sus posturas. Cierto es que la política antiterrorista de un país no puede gestionarse única y exclusivamente a partir del criterio y del recuerdo de las víctimas. Pero más cierto es que éstas tienen un valor testimonial que merece el respeto de todo el abanico político y toda la sociedad española. Las víctimas del terrorismo y sus familiares representa la defensa de la Libertad y la Democracia y no pueden ser desoídas y humilladas como lo están siendo por el Gobierno del PSOE. Se les acusa de estar politizadas por mantener las mismas tesis que el Partido Popular en materia antiterrorista que no son otras que la persecución y el acoso policial al terrorismo y la practica del imperio de la ley sobre los asesinos, este es el principal argumento con el que se les pretende quitar la legitimada natural que por su condición de víctimas del terrorismo poseen, por encima de cualquier interés político.

Un Gobierno que dice luchar contra el terror no puede olvidar la deuda que la sociedad española tiene con todos aquellos que defendieron un país libre y democrático y obtuvieron como respuesta una bomba bajo el coche o un tiro en la nuca.

En la carrera me dijeron que la Fiscalía era independiente del poder político, si bien es cierto que incluso un novato jurista por poco que siga la política desecha esta opción por los guiños que siempre suele existir entre el poder político y ésta. Sin embargo en los últimos años los guiños han dado paso a gestos sin corte alguno. La destitución de Fungairiño que con tanto ahínco persiguió el terrorismo etarra, los desplantes de la Fiscalía a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (recuérdese el famoso paseo de la Guardia Civil para recoger a Otegui, “atrapado en un atasco en plena nevada” el pasado marzo) o lo que le cuesta entender la Ley de Partidos. Son muestras de los intereses que la Fiscalía tiene.

En fin, todas estas cuestiones son puntos concretos de la mala política de un Gobierno que desune y que desoye al sentido común. Pero lo peor no esta en las actuaciones concretas sino en el conjunto de todas ellas.

El conjunto de un Gobierno apoyado por nacionalismos radicales y por la izquierda en su totalidad, un Gobierno que ignora el sentir de millones de españoles, y que ha dado la espalda al principal partido de la oposición representante de éstos.

Desde el Gobierno y la izquierda política española se ha pretendido desacreditar al principal partido de la oposición hasta el punto de casi deslegitimar a la derecha española para gobernar, pretendiendo violar así uno de los principios básicos del juego de la democracia que es la posible alternancia. En los primeros días de campaña electoral el PP ha sufrido la violencia de unos, no pocos, energúmenos que pretenden hacerlo callar por la fuerza, y lo más preocupante que no es solo en Cataluña o en el País Vasco, sino en otros varios puntos de la geografía española:

13.05.07. Burgos. Desconocidos atacan la sede de campaña de Partido Popular en el barrio burgalés de Gamonal. Hicieron impactar varias bolas de pintura contra la fachada.

13.05.07. San Agustín de Guadalix (Madrid). Desconocidos destruyen el escenario de un mitin y las cristaleras de las oficinas del partido en la localidad de la sierra norte de Madrid.

13.05.07. Alcorcón (Madrid). Radicales agreden e insultan a dos militantes del PP que repartían propaganda electoral. Tras concluir el partido de fútbol entre el Alcorcón y el Orense, unas 15 personas se acercan a la furgoneta del PP, “profirieron insultos y lanzando piedras”, según el candidato popular en esta localidad madrileña, Fernando Díaz Robles

12.05.07. Pinto (Madrid). El PP de la localidad denuncia la aparición en la sede local del partido de pintadas en las que se califica de “fascistas” a los militantes de esta formación.

12.05.07. Móstoles (Madrid). Aparecen pintadas amenazantes en la sede del PP de esta localidad madrileña.

12.05.07. Valencia. Estalla un artefacto casero en la en la fachada lateral de la sede del PP en Valencia, que da a la calle Beato Gaspar Bono. La explosión causó desperfectos en una ventana.

12.05.07. Bilbao. Proetarras agreden y lanzan piedras a la portavoz del PP en Sondica, Nerea Alzola, y a la candidata a concejal del PP en Ermua, Virginia Arroyo, cuando pegaban cartelería electoral en la plaza del Sagrado Corazón de la capital vizcaína.

Y lo más triste de todo esto es que a día 15 de mayo todavía ningún partido político había manifestado su solidaridad y su apoyo para con éste partido. Llegamos pues a un punto donde se pretende acallar la opinión de una formación democrática que representa a millones de ciudadanos de toda España, dándonos a entender que la opinión de la población del centro- derecha español no tiene validez ni legitimidad y que por tanto es lógico que sufran la sin razón de unos agresivos ciudadanos, que al fin y al cabo –argumentaría alguno- ellos mismos han provocado con sus discursos apocalípticos y fachas.

Nos encontramos pues frente a un Gobierno y una izquierda que cabalgan a lomos del desarraigo disfrazado de progresismo; que se inclinan por hablar de un pluralismo cuando piensa en ruptura; que olvidan la cultura religiosa de este país en pos de simpatías con otras confesiones y despreocupándose de la expansión de las sectas; que no parecen mostrar una verdadera preocupación por la falta de libertades en el País Vasco o por el acoso contra los castellano parlantes en Cataluña.

Ahora me atrevo a ir más allá al afirmar que el conjunto de todo esto se traduce en una negación de lo que España significa, en desechar la unidad para fomentar la atomización. Todo este conjunto ha vuelto a poner en escena a una izquierda que no busca un proyecto en conjunto para todos los españoles; que califican como franquista o ultraderechista cualquier defensa de la unidad de la Nación y que desde hace años ha desechado el significado de la palabra España de su vocabulario.

Es por todo este conjunto por lo que me he sentido llamado a escribir estas líneas. Porque sé que somos muchos los que deseamos la perduración de nuestra patria, de una España formada por hombre y mujeres que quieren tener un proyecto común; somos muchos los que vemos la crisis de la convivencia y del país como un caos que no estamos dispuestos a aceptar. España es una de las naciones más antiguas de Europa, con un recorrido y un papel protagonista en la Historia de la Humanidad que pocos países comparten. Con una cultura religiosa a través de la cual se entiende nuestro pasado y presente, y también se entenderá y se forjará nuestro futuro. Una nación que, al igual que toda familia, tiene sus claros y oscuros que no podemos olvidar y que debemos tener el coraje y la humildad de reconocer. La nación vive en nosotros y como quiera que sea, hoy nos encontramos ante un desafío entre una minoría que opta por la balcanización y una mayoría unificadora; entre una presión que busca y fomenta la disgregación y la perdida del camino recorrido y otra que defiende una convivencia fraternal forjada a lo largo de siglos; unos pocos que bajo el disfraz de defensores del progresismo o libertadores del pueblo vasco o catalán amenazan este camino y esta unidad que representa la convivencia, el respeto, el pluralismo y la concordia y frente a estos, un montón que defendemos la libertad en nombre de España, y a España en nombre de la libertad.

Llegado a este punto del discurso algún lector avispado pensará que el contenido de éste atiende más bien a la elecciones del próximo año, elecciones al Congreso y al Senado a través de las cuáles elegimos indirectamente al presidente del Gobierno de España. ¡Cierto es! Pero no menos cierta es la necesidad de comenzar a tomar conciencia y tener claro que las elecciones municipales y autonómicas repercuten en gran medida en las elecciones generales, por tanto, desde mi punto de vista, estás elecciones se convierten por las especiales circunstancias que inundan la política española, en una especie de “primera vuelta” a la francesa, cuya continuación se verá el próximo año.

Con todas estás ideas, opiniones y hechos solo pretendo espabilar al lector para que se dé cuenta del rumbo que lleva la política española, que sienta curiosidad y se informe, que haga uso de la cantidad de información y documentos públicos que hoy en día están al alcance de todos los ciudadanos. Aunque crean otra cosa, no busco el voto para un partido concreto, simplemente busco interpelar al votante, al demócrata, para que tome conciencia de todo esto. Muchos que leyeran esto se echarían las manos a la cabeza adjetivando todo esto de exagerado y apocalíptico, alguno iría más allá tachando a un servidor de facha o genovista (queriendo utilizar este término como insulto).

Esto va destinado a aquellas personas que quieran abrir los ojos, que quieran apostar por un movimiento cívico que devuelva a la ciudadanía el orgullo de ser españoles. Que quiera apostar por un movimiento que fomente la concordia y que no ceda ante la violencia, el chantaje o el terror de aquellos que quieran imponer su pensamiento único.

Va destinado a todos aquellos que, como un servidor, piensen que ha llegado la hora de no ceder más y de defender la Libertad, la democracia y la unidad de España.

Sergio

Anuncios

8 comentarios to “Ha llegado la hora de tomar conciencia (parte II)”

  1. Schwan Says:

    Una magnífica reflexión. Mi enhorabuena al estupendo escritor. Por su documentación, su argumentación y su claridad expositiva.

    Gracias a chicos cómo él sabemos que sigue existiendo una juventud comprometida, crítica, que lucha por sus ideas y no se deja manipular.

    ¡Gracias, Sergio!

  2. patitofeo Says:

    La verdad es que me siento muy honrada de que Sergio me haya dejado publicarla en mi blog. Es genial.

  3. El Cerrajero Says:

    Anda patito, ya tienes ‘negro’ como Ana Rosa xDDDD

    P.D. Muy bueno el artículo.

  4. Sergio Says:

    Me siento muy orgulloso de tanto reconocimiento a mis lineas y ha sido todo un placer poder compartirlas con ustedes. Muchas gracias Ines por darle esta difusiòn a travès del blog y enhorabuena por este trabajo!
    Estoy impresionado con tu blog, de veras. Ah! toda una sorpresa ser protagonista en uno de tus post!

    Por mi condiciòn de Erasmus el sistema electoral no me permite votar (ya que debiera darme de alta en un censo en el Consulado de Milàn, y luego darme de nuevo de baja al regresar a Espagna) y no se imaginan como me pesa… pero espero que el pròximo domingo todos los ciudadanos que quieran abrir los ojos voten en conciencia y con la responsabilidad que la defensa de la Libertad supone.

    Un abrazo a todos y uno especial para la ti (enanilla forever)

    Gracias

    Sergio

  5. erMoya Says:

    Despues de leer el texto al completo, me lanzo al fin a dejar algún comentario.

    Como todo hay puntos en los que estoy de acuerdo y en los que no estoy de acuerdo, pero como gustos hay opiniones y no creo que merezca la pena reseñar nada al respecto, porque además, el texto está bastante bien argumentado, cosa que es de agradecer en los tiempos que corren.

    Solo ha habido una parte del texto que no me a gustado, no por no estar de acuerdo, pues son hechos que han ocurrido y con eso no se puede estar o no de acuerdo, si no porque me parece demasiado parcial.
    Desgraciadamente, no tengo a mano un resumen con todas las noticias al respecto y por tanto no puedo hacer una crítica constructiva al 100%, razón por la cuál si estoy equivocado, por favor, corregidme. Pero estoy totalmente convencido que en todos lados se cuecen habas, como dice el refrán, así pues para hablar de los ataques y agresiones que han recibido las sedes y militantes del PP también habría que hablar de los que han recibido las sedes y militantes del PSOE. No se cual de los dos ha sido mas agredido, ni cuales de dichas agresiones han sido peores o han causado mayores daños, pero estoy seguro que haberlas las ha habido.
    Y sobre todo, tanto en un caso como en el otro, como en el caso de cualquier otro partido que haya podido también ser agredido, no sabemos quienes fueron los agresores, porque aunque todos nos hacemos una idea, en pocos casos se puede asegurar realmente.

    Por ultimo solo reseñar lo que ya dije en otro post anterior. Me duele como se usa, ya no solo por el autor del texto si no por la sociedad al completo, el termino “izquierda” pues sigo pensando que la izquierda no existe en este país ya que las personas que la representan no son de izquierdas. Es como decir “soy del Madrid” cuando vas vestido con una camiseta del Barça o del Atletico. Me parece muy triste.

    A pesar de ésto, felicidades al autor, pues el texto muestra una coherencia que está bastante ausente en la política (en general) actual de éste país, y una idea, buena o mala, si es coherente, siempre es de agradecer.

    Saludos

  6. patitofeo Says:

    Sergio, es todo un placer verte por aquí. Me alegro mucho de que te guste mi blog. Una pena que no puedas votar, te aseguro que no habrá muchos votos más meditados que el tuyo.

    Las gracias te las tengo que dar yo a tí, que desde que he colgado tu reflexión las visitas a mi blog se han disparado. Escribes muy muy bien.

    Moya, una vez más gracias por mostrarnos tu opinión, siempre es bueno poder evaluar diferentes puntos de vista. Cierto es que yo tampoco veo representados todos mis ideales en ningún partido político. Sin embargo, nunca llueve al gusto de todos.

    Sinceramente, yo en éstas elecciones voto al candidato, un alcalde de lo más competente. Si su signo político fuese otro, le votaría igualmente.

    Creo que a lo que se refiere Sergio es a los atentados fuera del Pais Vasco, que sólo se han dado contra el PP.

    En cualquier caso, en ésta ciudad creo que la elección está bastante clara (al menos en mi caso). Y espero que Torres Hurtado siga siendo candidato muchos años más.

  7. alex- Says:

    Me ha gustado el artículo de Sergio.Patito.yo también espero que Carmen Alborch y J.I.Plá sigan de candidatos un montón de legislaturas.
    Y sí, estas elecciones autonómicas y municipales son unas primarias.Esperemos que la gente vote con inteligencia.

  8. Schwan Says:

    alex-, buena idea. Si siguen muchos años de candidatos, el PP tiene la reelección asegurada :mrgreen:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: