Autobuses asesinos

Ayer, aprovechando que mis padres se iban de comunión, me coloqué delante de un espejo y empecé a probar mi nuevo kit de tres pintalabios y mascarilla con vitamina E de l’Oreal Paris (una actividad tan normal como cualquier otra). No hacía mucho que se habían ido cuando, de repente, llaman a la puerta.

No se puede mostrar la imagen “https://i1.wp.com/www.akademik.cz/ias/GFX/autobus.gif” porque contiene errores.

Así que en pijama y con los labios de un perfecto Rosa Creme 453 me dispongo a atender a la puerta. Y en medio del rellano vislumbro la figura de mi padre con una cara sumamente demacrada, de las que hacen época, seguido de mi madre.

-¿Qué hacéis aquí? ¿No teníais una comunión? Menuda cara trae papá, parece que le haya atropellado un camión.

La respuesta confirmó que tengo que pulir mis habilidades antes de dejar la carrera para dedicarme al tarot (que es donde está el futuro, nunca mejor dicho)

– Un camión no, a tu padre le ha atropellado un autobús camino de la iglesia.

Poco recuerdo de la conversación posterior, porque, como en todo gran hecho histórico, aparecen tantas versiones contradictorias como personas lo presencian. La versión de mi madre afirmaba tajantemente que la culpa era de mi padre por saltar a la carretera cual piscina tras un taxi. La versión de mi padre afirmaba, lógicamente, que la culpa era de mi madre que no se explicaba (o algo así).

Además, se ve que mi padre estaba indignado, porque mi madre había sido la primera en perseguir el reloj de oro de mi padre que había salido volando en el impacto, dejando a mi pobre progenitor a merced de los predadores del asfalto.

El caso es que desaparecí con mi pintalabios dejándoles sumidos en la típica “armonía familiar” de mi casa.

Poniendonos serios, la verdad es que fué un buen susto, pero al final quedó en eso y en algunos morados. Una razón más para dar gracias al Jefe (como dice Elentir).

Publicado en Otros. 14 Comments »

14 comentarios to “Autobuses asesinos”

  1. El Cerrrajero Says:

    Menos mal que todo ha quedado en un susto, porque la verdad es que no combina nada bien el Rosa Creme 453 con el traje de luto.

  2. patitofeo Says:

    En ese caso mi mayor preocupación no sería combinar… (aunque, de todas formas, el pack incluye un Praline Beige 102 que creo que iría perfecto)

  3. Crispal Says:

    “La versión de mi madre afirmaba tajantemente que la culpa era de mi padre” Me lo puedo imaginar perfectamente.

    “La versión de mi padre afirmaba, lógicamente, que la culpa era de mi madre” . Esto también.

    ¿A nadie se le ocurre pensar que la culpa fue del conductor del autobús? Éstos, como la mayoría de los taxistas, son siempre culpables de todos los males. 😉

    Menos mal que todo quedó en un susto.

  4. hartosdezporky Says:

    La culpa fue del conductor del autobús. Seguro. Se creen los dueños del asfalto. A mi el otro día me cerraron entre dos que pensaba que me aplastaban cual sandwich y en mi carril. Sin embargo entra tú al de los taxis y buses, siquiera rozando con el neumático la línea: te llaman de todo.

  5. Elentir Says:

    Caray, me acabo de quedar blanco. Perdona que fuese breve en la llamada, Patitofeo, pero en casos de accidente me quedo tan en blanco que ya no sé ni qué decir. Mucho ánimo a tu padre, y espero que se recupere pronto de esos moratones.

  6. Maya Says:

    La verdad, yo también me he quedado blanca del susto. Me alegro de que no haya sido grave y que tu padre esté bien.

    BESOS

  7. patitofeo Says:

    Muchísimas gracias Cerrajero, Crispal, hartosdeZPorky, Elentir y Maya. Es un detalle que os preocupeis, me he emocionado de verdad al leeros.

    Schwan, en cuanto doblegue a mi padre (ardua tarea, no creais) para que haga los tres días en observación que le han recomendado, se pasará para agradeceroslo también.

    Elentir, no te preocupes que yo también he estado muy cortada en la llamada. Mañana te llama Schwan que seguro que es más parlanchina que yo, y además, podreis entreteneros charlando sobre mi torpeza al no llamarte cuando contaste estrellas.

  8. alex- Says:

    No importa de quien sea la culpa,lo único que importa es que todo haya quedado en un susto.
    Os mando un fuerte abrazo.

  9. erMoya Says:

    Si es que los conductores de los buses son la ostia, se quejan de sus condiciones de trabajo, de que cobran poco, etc etc… pero no respetan a nadie y todavía no he visto a un bus siendo multado…
    A mi hace cosa de un año y algo, estuve 3 veces en un mismo día apunto de ser atropellado por los buses urbanos. Dos de esas veces yo cruzaba un paso de peatones donde YO tenía el verde y el bus el rojo. Por suerte en las 3 ocasiones yo fui mas rápido.

    En fin, me alegro que todo quedara solo en un susto. Saludos

  10. Valea Says:

    Ufffff… Menos mal que todo ha quedado sólo en un susto. Me alegro mucho mucho. Ahora a mimar al papi, que aunque rezungue seguro que está más que encantado :mrgreen:

  11. patitofeo Says:

    Cuando me estaba sacando el carnet de conducir y no daba una curva en condiciones consideraba a los conductores de autobús algo así como una especie superior.

    Pero oye, fue sacarme el carnet y destruirse el mito.

    Gracias Alex, Moya y Valea por preocuparos. Un abrazo.

  12. Ser Says:

    Cuando el sábado llamé a Schwan y me contó lo que había pasado, me quedé helado.

    Y sé que, a pesar de que intentaba parecer animada, estaba muy asustada; aunque con el paso de los días, y gracias a Dios, sólo ha quedado en anécdota para contar.

    Desde luego, una más entre muchas razones, para dar gracias al Jefe 😉

  13. Elentir Says:

    Patitofeo, me acaba de contar Schwan lo que dices en tu mensaje, lo de no llamarme cuando estaba yo “contando estrellas”. Ni te preocupes, rapaza, para nada, vamos, que no son casos comparables ni por asomo. Además, ya le he dicho a ella que yo soy muy despistado, así que disculpo cualquier pequeño despiste, aunque no haya sido el caso. Tú ya me dejaste un mensaje en mi blog y te lo agradezco un montón. 😉

  14. Schwan Says:

    Muchísimas gracias a todos por vuestro interés y amables palabras.

    La verdad es que fue un susto tremendo y me alarmé mucho; aunque, gracias a Dios, la cabeza de mi esposo es dura y resistente :mrgreen:

    Respecto a las habladurías que corren relacionadas con el reloj, es falso de toda falsedad (ZP mal dixit), que corriera tras de él en primer lugar. Únicamente cuando ví que mi esposo se levantaba acudí a tan importante tarea… 😛


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: