La batalla de los sexos

No se si es culpa de la naturaleza o del idioma. Lo cierto es que si reflexionamos un poco veremos que la vida no puede dejar de sorpendernos.

Hay quien piensa que vivimos en un universo machista. Ilustro lo anterior con un ejemplo:

– ¡Hey, colega, estas hecho un toro! – se trata de un piropo, es más, según la RAE es sinónimo de bravío, salvaje, o de casta. Sin embargo, veamos una situación similar.

– Chica, estas hecha una vaca – no me puedo imaginar la cara de la destinataria de semejante halago…

Y es que hasta el inglés tambien tiene sus cosas, o sino… ¿por qué las reinas no reinan en “queendoms”?

Aunque por otro lado, los hay que piensan que el universo es completamente feminista y que nosotras las féminas protestamos por protestar. El siguiente ejemplo se refiere a los géneros en una colonia de hormigas:

– Tio, eres un zángano – supongo que no es un comentario para sentirse muy halagado. Significa desde torpe y tonto hasta vago. En cambio…

– Reina… – vamos, ríete tú de esas a quienes las llaman princesas.

Creo que incluso alguien osó inventar una palabra, algo así como zángana… No os esforceis, caballeros los zánganos son, y siempre serán machos.

Y por último, tenemos una serie de especies dentro de las cuales ni el género sirve de salvación. Es el caso de esos pobres seres las cabras.

– Estas como una cabra.

– Eres un cab**n.

La verdad es que son algunas de las cosas que a una se le pasan por la cabeza y no puede más que compartir. Creo que podré encontrar más ejemplos ilustrativos. Mi búsqueda continúa…

Anuncios