La vergüenza de los XXIX Juegos Olímpicos

1950, el ejército chino invade el Tíbet. Dada su tradición pacífica, el ejército tibetano cae sin apenas dificultad. En junio de 1956 y a consecuencia de esta dominación, estalla una rebelión. El ejército chino la aplasta ocasionando la muerte a miles de tibetanos. El decimocuarto Dalai Lama y sus principales colaboradores huyen a la India.

Durante la Gran Revolución Cultural en China, el Tíbet sufrió serios daños a su patrimonio cultural, especialmente su herencia budista. Más de 6000 monasterios fueron destruidos y millares de monjes y monjas budistas fueron muertos o prisioneros.

En mi visita al Tibet, pude conocer un pueblo resignado. Un pueblo completamente abandonado por toda suerte de organismos internacionales, que ante semejante injusticia miran para otro lado. Y es que, por más que se empeñen algunos, Tibet no es China.

2008, en China aún no hay democracia. El Tibet sigue siendo una de sus provincias. Los Juegos Olímpicos de este año serán en Pekín. ¿A quién se le ocurrió llevar semejante evento, nacido en las mismas tierras que la democracia a China? Un acontecimiento para el que, incluso, se detenían los conflictos bélicos en la antigüedad. Pues bien, en honor a la tradición olímpica ¿por qué no se termina la opresión al Tibet? ¿A qué viene ese interes internacional por legitimar los continuos atropellos del gobierno chino?

Si buscaban algún país asiático, ¿porqué no India? Por lo menos no oprimen ilegítimamente a sus vecinos y disfrutan de democracia más o menos real. Desde mi punto de vista, creo que los Juegos Olímpicos han sido vendidos al mejor postor. No me siento nada identificada con esta edición y no pienso apoyar semejante evento. Por la democracia y por la libertad: No a los Juegos Olímpicos en China.

No Olympics 2008 in Beijing

The Office of Tibet in New York

Olympic Watch

¿Revolución azafrán en el Tibet? 

La niña de Rajoy (n-ésima parte)

Soy la niña de Rajoy, el PSOE ha vuelto a ganar. Mis papas se han ido los dos al paro. Las hipotecas han seguido subiendo y han perdido el piso de 30 metros. Yo he tenido que dejar los estudios porque las becas se las llevan los inmigrantes. Ahora soy p*ta y en mi casa estan encantados porque alguien los mantiene.

Visto en Tuenti

Publicado en Citas. 2 Comments »

Diario de una interventora del PP

9 de Marzo de 2008

Siempre me he considerado liberal. Creo en las reducciones de impuestos. Creo en la libertad del individuo frente a los designios del Estado. Creo en el libre mercado y en la libre competencia. Por eso me siento más o menos identificada con el único partido verdaderamente liberal de España: el Partido Popular.

Hasta hoy nunca había participado activamente en la política. En mis planes no estaba involucrarme. Pero hace pocas semanas pasé casualmente frente a la sede del PP. Pude ver las consecuencias de a barbarie y la tensión que ciertas fuerzas políticas promueven. Al ver el completo destrozo de la sede una especie de chispa de furia me incendió.

Pero, en lugar de responder a la violencia con violencia decidí ayudar democráticamente y con todas mis fuerzas. Participaría como interventora en la jornada electoral.

dsc00081.jpg

La cita era a las 7:30 a.m. Nuestro objetivo era llegar a las ocho de la mañana para poder constituir las mesas electorales. Además debíamos preparar las urnas y todas las papeletas en las cabinas y en las salas. En mi mesa otra interventora del PP y una del PSOE, dos vocales y un presidente de apenas diecinueve primaveras, debutando como votante.

Durante las primeras horas de la jornada todo transcurrió de forma bastante normal. Escasa afluencia de votantes y ambiente animado. Apenas una incidencia en el acta debido a que la interventora socialista se confundió de mesa y ya constituida no pudo cambiarse.

A media mañana se produce la llegada masiva de votantes. Las colas se alargan y la participación comienza a alcanzar el 50% del censo. Entonces ocurre algo: un interventor socialista desaparece de su mesa. Le acompañan unas cincuenta papeletas del PSOE. Reúne corritos de viandantes para repartirlas. Afortunadamente nuestro apoderado puso fin a semejante irregularidad ante las caras de sorpresa de los socialistas que rezaban: ¿nosotros? ¿qué hemos hecho nosotros? ¿acaso hemos hecho algo malo? Y es que a algunos, a hacerse los tontos no hay quien les gane, no en vano, llevan practicando toda su vida.

El resto de la jornada transcurre normalmente. Llegan nuestros almuerzos desde la sede. La interventora socialista se muestra amable y cordial. Temas de conversación completamente apolíticos y llegada de un par de votantes.

Sin embargo, con el avance de la tarde el ambiente comienza a decaer. Y es que el cansancio se nota. Entonces un votante se vuelve hacia mí, depositado su voto en la urna, ve mi credencial. Sonríe y comenta: “Buenas noches y buena suerte”. La verdad es que me hizo gracia.

No quiero entrar en los detalles del recuento. Sólo decir que a eso de las 12 de la noche habíamos terminado. 392 votantes de 488 censados. Me invadía la alegría. Para el Congreso: 290 votos para el PP, 77 para el PSOE y números de una única cifra para el resto de partidos. Los resultados obtenidos para el Parlamento de Andalucía y el Senado eran similares.

Cuando escuché la radio los resultados a nivel nacional me decepcionaron bastante. La otra interventora del PP y yo emprendimos el regreso a casa. Todavía colgaba de mi cuello la credencial del partido. Por la calle el saludo de un completo desconocido: “para la próxima seguro”.

Es imposible sentirse derrotada, después de todo.

Back

Antes de nada, pediros disculpas por mi larguísima ausencia. El caso es que después de que terminó la espantosa época de los exámenes, en la que los estudiantes nos vemos obligados a renunciar a varios meses de vida, no se me ocurrió nada mejor que hacer un poco el masoca y sacrificar todas mis tardes post-exámenes en un curso de redes WiFi.

¿Y qué mejor forma de volver a las andadas que agradecer algunos premios a mis hermanos blogers? Gracias Schwan, Crispal y Fin de los Tiempos por tenerme en mente a la hora de repartir vuestros galardones.

Bueno, así que después de la doble explotación de curso intensivo y exámenes sólo pude huir hacia Sierra Nevada y pasar allí varios días con mis compañeras de colegio. Dado que eso del esquí ya lo teníamos dominado, empezaba a ser hora de enfrentarnos a nuevos retos. Así que alquilamos nuestras tablas de snowboard y volvimos al clásico Telesilla Borreguiles a aprender a descender colinas nevadas por segunda primera vez.

Vamos, un no parar. Pero ya estoy dispuesta a sumergirme de lleno en la campaña electoral y en las elecciones, las primeras en las que seré un miembro activo del sistema democrático, más allá del simple votar y punto.

Os ruego que me disculpéis por el desorden de mi post de vuelta. pero es que tanto tiempo de abstinencia bloguera, hace que se pierdan las buenas costumbres…

Publicado en Otros. 8 Comments »
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.