Gone with the IPC (lo que el IPC se llevó)

Lo bueno de estudiar telecomunicaciones es que el argot propio de la carrera te permite decirle a la gente cosas que de otra forma no podrías. Este extracto es de las últimas prácticas de Transmisión de Datos:

- Verás, lo que pasa es que tú tienes la muestra, en este caso posibles novios. Estableces tu filtro. Pero claro, entre que tu ancho de banda es escaso y tenemos que eliminar de la muestra a los hombres que no se interesan por tí… Nos quedamos en nada. Igual tendrías que establecer un filtro de mayor banda pasante y ampliar tu rango de frecuencias.

- Espera, espera, ¿me estás llamando estrecha? ¿dices que no ligo porque soy una estrecha?

- Bueno… visto así…

Mi compañero de prácticas acababa de llamarme estrecha. Yo no me consideraba una estrecha. Pero los acontecimientos recientes me han hecho plantearme que igual tiene razón.

Hace varias semanas tuve algo así como una cita. Pasé el día con un muchacho sensible, atento, agradable y considerado. Parecía que iba a superar las exigencias de mi imposible filtro… hasta que llegó la hora de almorzar. Él pidió como tres veces más comida que yo. Entonces a mi me salió la maldita vena educada y pregunté:

- ¿Pagamos a medias?

- VALE

¿¿¿Qué??? ¿Cómo que vale? Se supone que era un acto de cortesía. La respuesta acertada era: no te preocupes, ya pago yo. Incluso aceptaba un “ya me lo darás cuando puedas”. Pero… ¿pagar a medias?

Nos comimos el almuerzo en algo así como un paraje romántico. En un parquecito bajo un arbol. A mi no me pareció en absoluto romántico. Yo sólo era capaz de pensar: “Te he pagado medio almuerzo, vaya un aspirante a novio estás hecho”. “Para pagar a medias ya tengo colegas, no necesito un novio” “¿Cómo osas dejarte los Mc Nuggles?”. “Si no puedes permitirte llevarme a almorzar invítame a un café, no seas gorrón”. “Me estoy comiendo la hamburguesa más cara de mi vida”

A posteriori, no puedo dejar de preguntarme ¿dónde quedan los caballeros de antaño? Ya sabéis, esos que pagaban la cuenta, que te dejaban pasar primero, que te hacían andar siempre por el lado de dentro de la acera…

Hace dos días un amigo común me preguntó si yo estaba interesada en salir de nuevo con él. “Sí” contesté. Aunque no puede evitar pensar “esta vez me dejo la cartera en casa”.

En fín, el caso es que he pasado de tener un novio que paga todo a un aspirante que paga a medias. ¡Imaginaos cuando coja confianza! Me compra el regalo de San Valentín… y lo pagamos a medias…

Conclusión: no soy una estrecha, es que a los verdaderos caballeros SE LOS HA LLEVADO LA ÚLTIMA SUBIDA DEL IPC.

Publicado en Otros. 18 Comments »

Poder para toda la vida

Érase una vez un político que había gobernado durante casi diez años. Como les pasa a casi todos, no tardó en encariñarse con el poder. Había ganado las elecciones honradamente, su sueño de un país socialista estaba más cerca. Y como había prometido hizo una Constitución.

Un día estaba en su despacho preguntándose cómo podía prolongar su mandato. Se giró en su silla y vió el libro. ¡Pues claro! La Constitución. Su pasaporte a la permanencia en el poder. Entonces empezó a dar forma a su idea de reformar su propia Constitución.

“Lo venderé como la reforma socialista que el país necesita… si… total, sólo cambiaré un 20% de la Constitución. Y cuando las reglas del juego estén escritas a mi gusto… nadie se enfrentará a mi… hahahahaha (risa maligna)”. Total, imagino que el éxtasis que este caballero debió sentir fué grandioso.

El caso es que pedirá el voto del pueblo el próximo 2 de Diciembre para reformar su propia Constitución. De nuevo se pondrá en marcha la maquinaria de unas elecciones de limpieza dudosa.

Todo mi apoyo para los venezolanos que tienen que soportar esta situación. Porque, aunque la dictadura se vista de democracia, dictadura se queda.

Consejos prematrimoniales familiares

Mi tía de Melilla era soltera, igual que yo. Lo que a mi me venía de perlas, porque así tenía tiempo para pasarse por Granada y salir de compras o dar una vuelta, era la tía perfecta. Pero como suele pasar con las solteras guapas, simpáticas e inteligentes, fue a caer en las redes del matrimonio.

Total, que como yo la quiero un montón, pues me involucré en la organización de la boda. Porque, seamos realistas, a estas alturas de mi vida, igual no me caso nunca, igual me caso una vez, o lo mismo, apurando, me da tiempo a casarme tres o cuatro veces. Vamos, lo que es la incertidumbre absoluta. Así que me dediqué a que mi tía y su novio tuviesen el día perfecto.

Me correspondía el papel de chófer del novio. Pero tenía el problema de que no sabía como se llegaba a Santa Ana en coche (porque siguiendo la moda granadina habían cambiado el sentido de doscientas calles), que identificaciones había que llevar para pasar… etc. Entonces el chofer de la novia propone:

- No importa, -atención a la brillante solución- yo conduzco delante y tú ya me sigues.

- Pero… ¿cómo va a ir la novia delante del novio?

- Bueno… -se excusa- es que no me he casado suficientes veces…

En fín, que como puede verse, a medio día de la boda la organización iba viento en popa. El siguiente tema a discutir se presentó a los pocos segundos:

- En Santa Ana y con el frío que está haciendo te vas a quedas helada -dirigiéndose a la novia.

- Eso lo que tienes que hacer es tomarte una copa de coñac antes de subir.

- Perfecto, como no va a besar a nadie, que vaya cantando a coñac.

- Bueno, que se tome un poco de tocino encima.

- ¿Tocino? Estupendo: con los nervios, el coñac y el tocino encima está vomitando antes de llegar al altar.

Por suerte, la novia se negó a seguir ninguna de las perlas de sabiduría familiar. Por lo que la boda salió a pedir de boca. ¿Mi papel? Transporte de la madrina y el novio, lectura del salmo responsorial, firma como testigo, vigilancia de la cola del traje de la novia y… ¡su ramo de flores fue mío! :)

Cuando abandoné el hotel Nazaríes sólo quedaban seis invitados más. Puedo concluir que mi aprovechamiento de la boda convergió al límite.

Por cierto, felicidades a tí también alex-, que precediste por unos días a mi tía en la aventura matrimonial.

Publicado en Otros. 9 Comments »

Página 161, Línea 5

Desde Hay Otra Valencia recojo un no-lanzado meme. En él se pide citar la línea quinta de la página 161 del libro que estemos leyendo en estos momentos. He tenido la suerte de que ha llegado a mis oidos el meme justo cuando releo un libro que me encanta. Su título es “La canción de Troya” y es de Colleen McCullough, mi autora de novela histórica favorita.

“Con un suspiro nos abrimos paso entre las inhóspitas ráfagas del vendaval, arrebujándonos en nuestras capas. La víctima yacía con las cuatro patas atadas sobre el altar de mármol, bajo el plátano. ¡Y Calcante vestía de púrpura! ¿De púrpura? ¿Qué había ocurrido en Áulide antes de mi llegada? Agamenón debía quererlo con locura para permitirle llevar tales ropas.”

http://z.about.com/d/atheism/1/0/D/U/TroyMap-s.jpg

Está bien. confieso, he citado las líneas 2, 3, 4 , 5, 6 y 7. Pero es que así os puedo poner un poco en situación. Resulta que la flota griega va a zarpar para atacar Troya cuando estalla una horrible tormenta. Entonces Calcante, el sacerdote, sacrifica un ciervo joven para realizar el augurio. Sin embargo el sacerdote acude a la ceremonia vestido de púrpura. Me resulta curioso comentaros, aunque la mayoría ya lo sabréis, que el tinte púrpura se obtenía en la antigüedad de algunas especies de moluscos. La púrpura de Tiro se cotizaba a precios de lo más altos. Hacían falta miles animales para obtener un solo gramo. Desde el principio se asoció ese color a la realeza. Por eso, en el texto, Ulises se sorprende tanto que Agamenón, soberano de Grecia permita a un sacerdote llevarlo.

Concluyo dejando el meme sin lanzar, tal y como yo lo recogí.

Publicado en Memes. 10 Comments »

Cartas otoñales

 

http://blogs.ya.com/alduntza2/files/otono.jpg

¿Qué es el amor sino la certeza de que nunca estaré contigo? ¿Sino mirarte a los ojos y saber que nunca sentirás lo mismo? Duele ver pasar los días; sobre todo sabiendo que cada día me llevará más lejos de ti. Pero todo lo que puedo hacer es amarte y esperarte. Quizás, algún día, descubras que estuve allí. Ahogando todo lo que siento en una sonrisa. Mientras las palabras vacías fluyen. Pero estoy aprendiendo a no mirarte. Algún día mi corazón no latirá al verte. Entonces, supongo, ¿habré dejado de quererte?

 

La enigmática Blade Runner de vuelta

Los que me leáis desde el principio de los tiempos conoceréis mi afecto por la archiconocida Blade Runner. Pues bien, los frikis y especies afines estamos de enhorabuena, porque la legendaria película del famoso Ridley Scott vuelve a la gran pantalla. Esta vez convertida en un espectáculo de imagen y sonido al alcance de unos pocos. “Blade Runner. The final cut” se trata de una reedición de la obra con escenas inéditas y corrección de algunos errores mediante la tecnología digital.

blade runner

Concretamente se emitirá hasta este jueves en cines de cinco afortunadas provincias españolas, a saber: Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia y… Granada, la bella. Así que avisados quedáis, en nuestros cines nos esperan 124 minutos de una de las obras maestras de la ciencia ficción.

Para los que no tengan la suerte de tener un cine demasiado a mano, os comunico que según mis fuentes la edición del DVD no debe tardar mucho.

Por último avisar de que los pases serán en lengua shakespeariana, no en español, con posibilidad de subtítulos (no conozco los detalles de cada una de las salas). Pero… ¡qué queréis que os diga! la voz de Harrison Ford versión original mola un rato (lo sé porque lo oí en el Museo de Historia Natural de Nueva York).

Publicado en Celuloide. 6 Comments »

Honestidad

No soy honesto. Y de un hombre que no es honesto, sólo se puede esperar que no sea honesto. Honestamente, es con los honestos con los que hay que tener cuidado, por que nunca puedes preveer cuando harán algo extraordinariamente absurdo.

Capitan Sparrow en “Piratas del Caribe: La maldición de la perla negra”

Publicado en Citas. 6 Comments »
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.