La realidad siempre supera a la ficción

… y si no que se lo pregunten al intrépido paracaidista que sobrevivió a una caída de 1.200 metros. Por lo que se ve el paracaidas no se abrió. El caballero en cuestión practicaba paracaidismo por primera vez y no activó el paracaidas de emergencia. En lugar de ello se dedicó a caer 1.200 metros observando el paisaje.

http://www.pandabikeandtours.com/img/extra/paracaidas4.jpg

La pobre esposa observaba atónita la escena desde un paracaidas que funcionaba. Y lo más fuerte del asunto es que el tipo llegó al suelo y apenas se ha roto algunos huesos. Sin duda, ver para creer.

Os dejo el enlace a la noticia: Yahoo Noticias

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.