Una “Babel” con cortes

La película conocida por todos ha llegado a China. Pero no sin pasar previamente por la censura de las autoridades. Y el resultado es que se han eleminado casi cinco minutos de película. Cosa, en mi opinión harto absurda, puesto que se pueden conseguir fácilmente versiones piratas sin censurar.

Babel

Los encargados de la censura consideraron que el contenido de esas escenas no era apto para el público. La secuencia de la polémica presenta a la actriz japonesa Rinko Kikuchi (quien obtuvo una nominación al Oscar como mejor actriz de reparto por su trabajo en “Babel”) como una adolescente sorda quien, desnuda, intenta seducir a un hombre mayor que ella.

Y es que en la era de las comunicaciones en la que vivimos, para bien o para mal, la manipulación y la censura tienen cada vez menos cabida. En días como estos se agradece la existencia de medios de comunicación verdaderamente independientes como internet. Tendrán la televisión, la prensa o la radio, pero nunca podrán tener internet.

Publicado en Celuloide. 2 Comments »
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.