¿Qué está pasando?

“…me encanta ver sus caras desencajadas en los entierros…”

Casi que ya me esperaba que fuesen a ceder ante el asesino Ignacio De Juana Chaos. Pero la verdad es que no acababa de creermelo o veía ese momento muy lejano. Y cuando encendí el televisor ayer se me heló la sangre. Fuera de discusiones políticas, creo que es evidente que un señor que ha matado a 25 personas no puede estar en casa tan ricamente.

Si el asesino hubiese llegado a morir por su estado de huelga de hambre, se habría tratado de un suicidio completamente voluntario, y nada distinto a que yo me cortase las venas en mi cuarto de baño.

Me siento profundamente avergonzada por la cobardía de los que deben hacer cumplir las leyes: los jueces primero y el gobierno después. No sé que mensaje político se ha lanzado a la sociedad española, pero sí se el moral: “en este cutre-pais no hay justicia”. E incluso me atrevería a añadir un apéndice “habrá que acabar tomándose cada uno la justicia por su mano”.

Con esta “fabulosa” justicia que tenemos pagamos 8 meses y 18 dias por asesinato. Una miseria, asi palurdos e infútiles jueces de cartón asesinar sale muy pero que muy barato, con esta regla de tres hasta podria salir ventajoso ir de caceria en busca de etarras. ¿No os parece?

Los tribunales son inútiles y toda la vía judicial en general. Acaban de dar una patada en la boca a todo el orden democrático que buscamos durante años en España.

Vergüenza, me avergüenzo de España, de sus políticos y de sus leyes.

Miss Potter

Llevaba mucho tiempo sin ponerme al día cinematográficamente hablando, cosa que no tiene perdón, porque llevaba esperando un mes para matarme a ver películas… Pero hoy, al fín he sacado hueco para una de mis actividades favoritas.

“Hay algo delicioso en escribir las primeras palabras de un cuento, nunca se sabe a donde te llevaran, las mías me trajeron aquí.” Con esta frase se inicia la película que narra la biografía de la escritora de cuentos infantiles Beatrix Potter.

 

 

Ha sido muy reconocido (justamente, en mi opinión) por la crítica el trabajo del director Chris Noonan, que ha logrado una película perfectamente estructurada en la que los actores han sabido exprimir sus papeles en el momento apropiado. Incluso los actores más secundarios tienen su momento de gloria. El mejor papel sin duda es el de Renée Zellweger, siendo su interpretación la más destacable. Ewan McGregor no consigue ahondar tanto en su personaje (en gran parte debido al guión).

Llama la atención la recreación de los dibujos de Miss Potter por su perfecta integración en la obra, demuestran un gran esfuerzo en los pequeños detalles técnicos de esta película. Los paisajes se han elegido muy hábilmente y consiguen que el espectador se sienta completamente cómodo en cada escena.

Mi puntuación: 6,9 sobre 10

Publicado en Celuloide. 2 Comments »
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.